Franco Lacosta: El Humano Más Encantador de la Tierra

NECESITAMOS MÁS FRANCOS, ÍCONO FRANCO LACOSTA, FRANCO ES EL PERSONAJE PRINCIPAL, FRANCO NECESITA SU PROPIO SPIN-OFF, FRANCO ES UNA BOLA DE ELECTRICIDAD, FRANCO ES LA VERDADERA ESTRELLA…

Desde los seguidores de Twitter hasta los creadores de la franquicia “The Bachelor”, la base de seguidores de Franco Lacosta abarca perfectamente lo increíble que es realmente el encantador visionario, fotógrafo, estilista, curador,
director creativo, productor y artista.

El poder de manifestación es una fuerza magnética. He estado siguiendo el viaje de Franco durante años, siempre con la esperanza de aprender de un ser tan icónico e increíble. Cuando el universo nos unió, le di la bienvenida a la señal con los brazos abiertos e hice exactamente lo que alguna vez anhelé hacer… aprender. Me senté con Franco en uno de sus lugares favoritos para almorzar, The French Bistro, LouLou’s, en la ciudad de Nueva York, donde también reside. Aunque Franco nació en Nueva York, el artista se crió en Puerto Rico, en la parte sur de la isla entre la playa y las montañas. Rodeado de tanta belleza en su ciudad natal, Franco descubrió el amor por la naturaleza y la protección del planeta. Se considera un gran agente de cambio y siente una gran responsabilidad por cambiar vibracionalmente el paisaje en el que vivimos, como vivimos y como tratamos a los demás.

El hombre de muchos talentos comenzó a trabajar a la joven e inspirada edad de 7 años. Fue entonces cuando Franco comenzó a tomar fotos de personas, lo que no hacía por dinero, sino simplemente porque amaba cómo lo hacía sentir a él y a los demás. Un año después, la amiga de su madre reconoció su amor por el maquillaje y la belleza. El joven y ambicioso niño, que ahora conocemos como el icónico Franco Lacosta, se convirtió en consultor de belleza a la temprana edad de 8 años. Franco ve estas experiencias como sus primeros trabajos, porque le enseñaron a conectarse con la gente, a peinar y a sanar y a usar la moda, el maquillaje y la fotografía como su medio para
empoderarlos.

“Solo había uno de mí”, explica Franco acerca de ser el niño “excéntrico y creativo” de la ciudad. Era ambicioso por aprender. Toda su vida le dijeron que tenía que reducir su enfoque, pero Franco cree que ser multifacético es mucho más poderoso. De hecho, fue el hambre de conocimiento del joven Franco lo que lo llevó a convertirse en un adulto multifacético. Franco cree que ser multifacético y desafiar nuestro talento de manera dinámica, es un gran activo en el mundo de hoy. Humildemente ha tenido una gran cantidad de experiencias en diseño, fotografía y dirección, hasta convertirse en un experto en relaciones. Todo esto se ha transformado en parte del metaverso de Franco.

El nivel de éxito que logró Franco se debe a su pasión e imaginación sin fin. La trayectoria de su carrera no fue convencional, pero supo siempre que sería alguien importante. “Para el hombre exitoso del Renacimiento, la importancia no se define por el estado financiero, sino por la forma en que deja su huella en el mundo”, explica Franco. Todos podríamos aprender de él una lección sobre cómo vivir con un propósito.

¿Cómo influyó su infancia en la forma en que persiguió sus sueños más adelante en la vida?

Me encantaban los libros, el arte, la danza y la música. Pasé mucho tiempo con los ancianos porque tienen muchas
historias que contar, agradezco la narración en todos estos géneros y la rica historia de mis antepasados en la cultura
latinoamericana y puertorriqueña. También está la herencia, el adorno y la feminidad de las mujeres y la súper confianza del hombre latino… solo la pasión por el color y la vida. Era muy inventivo, hasta el punto en que la gente me llamaba un maestro narrador. Decían: “¿Adónde fuiste este fin de semana?” y yo decía: “Fui a París, tomé una canoa… y había tiburones, pero no me tocaron. Y remé todo el camino hasta Ile Saint-Louis… y viajé por la ciudad”.
Mi imaginación estaba muy abierta y mi madre la alimentó más consiguiendo suscripciones a “National Geographic,
Cosmopolitan y Vogue. Estas publicaciones dieron forma a mi pensamiento y ampliaron mi universo. National Geographic fue mi experiencia cultural: la narrativa visual y las historias me dieron una idea del mundo en general… culturas, su gente, su comida, sus prácticas espirituales. Me encantó Cosmopolitan porque descubrí a la supermodelo, aprendí sobre los orgasmos de las mujeres, me dio una forma de conectarme más profundamente con la mujer. ¡Tal vez eso me estaba volviendo más gay [risas]! Vogue me dio el mejor regalo: fue el pináculo de la moda, la belleza y el estilo de vida. Aprendí sobre el trabajo en equipo y entendí el trabajo editorial. Se trata de cabello, maquillaje, modelo, ubicación. Estaba enamorado de Paulina Porizkova, Linda Evangelista y Cindy Crawford. Sus portadas cambiaron mi vida. Quería imitar esas fotos. Aprendí a crear la imagen perfecta, las ideas, la composición, el espacio, la iluminación, la estructura facial, el movimiento… “¡Cómo hacer una estrella 101!” Mi abuelo sabía que yo era muy creativo. Me dio mi primera cámara cuando tenía 7 años y siempre estaba tomando fotos. Estaba maquillando a todos… mi hermana, mis primas, todos. Me encantaba tener el poder de hacer que las mujeres
se sintieran hermosas. Esa fue mi motivación para que todo siguiera adelante. Aunque no podía pagar el maquillaje a
una edad temprana, encontraba formas de crearlo yo mismo. Exprimía mango y me lo frotaba en la cara para tener una piel radiante y mezclaba vaselina con Kool Aid para hacer lápiz labial y rubor. Creo que inventé el rellenador de labios: mezclaba chile jalapeño con vaselina para agrandar los labios. Ponía Coca-Cola en mi cabello para levantarlo y usaba polvo de alas de mariposa para crear una sombra de ojos reluciente. Puse polvo de mariposa en todos, solo quería convertir a todos en supermodelos.

¿Cuál fue tu viaje para convertirte en un ícono de la televisión?

Tenía una estrategia: Descubrir su don, enfocarme en sus talentos y aprender las bases. Quería aprender todo, así que cuando la gente me preguntaba, podía ofrecerme. Obtuve mi primer reality show en Style Network. Fue una competencia para diseñar a Rachel Hunter para una ceremonia de entrega de premios con alfombra roja. Irónicamente, era algo que había estado haciendo toda mi vida. Además, demostró que podía ayudar a las personas a descubrir su marca. Poco después, fui a una fiesta donde un director de NBC me vió interactuando con algunas mujeres. Se me acercó y me preguntó a qué me dedicaba e inmediatamente me preguntó si quería mi propio segmento de belleza en el que pudiera transformar a las mujeres en lo que quisiera. Me permitió convertirme en el productor de mis propios segmentos, lo cual fue un gran regalo. Me convertí en cofundador de Q Model Management, aprendí a desarrollar el talento, creé muchas estrellas. Hice campañas para L’Oréal, Gucci y
Valentino. Conduje a oportunidades profesionales que me permitieron sumergirme en mi red de diseñadores, marcas, estilistas, joyeros, locaciones y peluqueros. Debido a mi red, proporcionaba toda la ropa para los segmentos, desde Christian Dior hasta Jean Paul Gaultier y Naeem Khan. La gente confiaba en que mi visión estaría en la marca.
Poco después, recibí una llamada telefónica, era alguien de Modelo Latina. Model Latina era realmente un cruce entre “La próxima top model de Estados Unidos” y “Aprendiz”. Conocí a María Pérez Brown, quien terminó convirtiéndose en mi mentora y me contrató como juez y director creativo de ese programa. Ella me llevó a maniobrar mi camino en muchos roles diferentes, convirtiéndome en un verdadero mago en cada uno. María me permitió crear un estilo para el programa que no solo demostró mi compromiso y eficiencia, sino que se convirtió en un catalizador para mi carrera. Después de eso, recibí una llamada de “America’s Next Top Model”. Estaba ampliando mi cartera. En este punto, podría hacerlo todo. Necesitaban una actualización, así que entré como fotógrafo y director creativo. Hice eso durante algunos años y luego contactó “The Bachelor”.

Comenzaste como fotógrafo en la franquicia “The Bachelor”, que dio paso a tantos papeles en el programa. ¿Cómo fue tu experiencia al convertirte en una parte tan importante de esta familia ABC?

“The Bachelor” llamó en el momento perfecto. Les encantó mi energía creativa y mis habilidades de ejecución. Me siento muy honrado de que la gente quiera ver más de mí en la franquicia [risas]. Este fenómeno internacional tiene un gran equipo y confían en mí para ayudar a traer belleza y entretenimiento al espectáculo. Realmente me encantó y acepté el desafío. La mayor parte del tiempo estaba detrás de escena, pero luego los productores me querían en la pantalla. Estaba nervioso, pero me abrió un mundo completamente nuevo. Tuve la suerte de estar en cámara. A partir de ese momento yo era realmente Franco Lacosta, el hombre del Renacimiento. Cuando se me ocurre una idea, dicen: “Sí, sí, sí”. Francamente, he sido muy mimado, Me siento muy honrado y bendecido de decir que he podido hacer todo lo que quería hacer. Y lo mejor está por venir.

¿Puede ampliar sobre quién influyó en su trayectoria profesional?

Soy producto de colectivos poderosos. Oprah Winfrey me enseñó el poder de mi marca y cómo proteger mi integridad. Comenzando con Gianfranco Ferré, quien me dio mi primera oportunidad de diseño en Milán, lo que lo llevó a convertirme en su embajador de la marca. Dijo que mi sentido del color era “orgásmico”. Ives Saint Laurent me encontró muy exótico, abrió mi mundo a la elegancia discreta y la sastrería. Si bien elegí estudiar historia del arte,
diseño y fotografía en el Instituto Pratt en la ciudad de Nueva York, también trabajaba en servicios para huéspedes en el Hotel Paramount para Ian Schrager. Con él aprendí el arte de la arquitectura; la importancia del espacio y la estética, incluido el diseño de iluminación y mobiliario, y el valor de las experiencias de hospitalidad. Otra gran figura fue Antonio López, quien creo que me abrió el camino. Fue el mejor ilustrador de moda de todos los tiempos. Él creó la supermodelo. Él dio vida a estos diseños. Todos los que conocí en Europa me dijeron que les recordaba a Antonio, incluidos Saint Laurent y Karl Lagerfeld, quienes amaban a Antonio y su trabajo. Me convertí en modelo accidental gracias a la fotógrafa francesa Bettina Rheims. Sus fotos mías aterrizaron en Vogue Italia y en toda Europa. Eso me llevó a trabajar con Ellen von Unwerth, quien me fotografió para Vogue Italia con Carla Bruni, Monica Bellucci y Laetitia Casta. Durante mis días en Londres conocí a Isabella Blow, quien tuvo un gran impacto en
mi trabajo y en mi vida, y descubrí a Alexander McQueen, ella era un genio, ella amaba mis visiones.
Siempre estoy atrayendo a los excéntricos y grandes pensadores. Michelle Collins es una de estas personas. Es presidenta y directora ejecutiva de A Non-Agency. A medida que colaboramos, aprendo no solo sobre innovación y tecnología, sino que he podido usar mis habilidades curatoriales y mi radar de talento. En el momento en que la conocí nos conectamos y quería convertirme en un activo para ella porque creo en su visión. He tenido la suerte de aprender de las mejores personas. Me dio tanta confianza… en realidad es la primera vez que lo admito. Entendí que todo se trata de tu equipo. Me coloqué en situaciones en las que era necesario y no podía ser reemplazado. Sabía mi valor y lo que aportaba a mis relaciones, asociaciones y colaboraciones. Sabes con quién puedes y no puedes trabajar. Un amigo mío siempre dice: “Si no puedo ir de vacaciones contigo, no puedo trabajar contigo”.

¿Cómo es su relación con su hija y cómo reacciona ella al tener una figura paterna tan influyente en tantas luces diferentes?

Es divertido a veces. En su graduación, la gente se le acercaba, “¡No sabía que era tu papá!” Ella ríe. Creo que es genial para ella verme siendo yo mismo para que pueda seguir en la misma dirección. Definitivamente tengo un fan en ella. Cuando nació, pasé a un segundo plano mi carrera para darle la energía y la atención adecuadas. Carmen tiene 15 años ahora y es una rebelde… una zorra. A los 15, ya no quieren salir con sus padres, pero ella es increíble. Quiero que ella tenga experiencias; tener 15 años en Nueva York puede volverse redundante. Quiero que viaje por el mundo y tenga un sentido más amplio de la cultura. Me gusta llevarla a aventuras increíbles a Costa Rica, Barcelona o incluso México, donde puede conectarse con la naturaleza, ya sea en tirolesa o montando a caballo. Le gusta mucho escribir, tiene un gran estilo personal y le encanta el diseño y el teatro. Es muy amable y tiene un corazón generoso. Le digo que puede ser lo que quiera ser y que sueñe en grande.

La amabilidad parece ser tu mantra. ¿Cómo usas tu increíble pasión y energía para ayudar a quienes te rodean?

Siendo un disruptor, un verdadero influencer. Si no interrumpo, ¿cómo ocurre el cambio? ¿Cuándo ocurre el cambio? ¿Cuándo se escuchan nuevas voces? Siempre hay una manera, siempre estoy llegando a alguien. Siempre hay una manera de elevarse, ya sea tomando un retrato de alguien o curando un espacio, mi objetivo es que todos se sientan siempre más hermosos y que el espacio que creo sea de la frecuencia más alta, que es un reflejo de mí. Recibo mensajes de personas que tienen días malos o que quieren lastimarse y luego dicen que me vieron y les devolví cierta energía a sus vidas. Me preguntan si tengo tiempo para hablar y les digo: “¡Por supuesto que sí, hablemos!”. Estoy tan agradecido de poder cambiar la perspectiva de alguien… poder hacer que alguien se sienta visto, escuchado y cuidado, es el máximo poder. Cuando no está trabajando como un hombre multifacético de muchos talentos, ¿cómo pasa su tiempo libre? Honestamente, no tengo mucho tiempo libre entre mi trabajo filantrópico para Coalition for the Homeless, ser padre y mi trabajo en televisión. Pero, cuando lo hago, pinto, escribo y dibujo. Actualmente estoy trabajando en dos nuevos proyectos de diseño, una textil y una colección para el hogar. También estoy escribiendo dos libros y desarrollando nuevos contenidos para televisión. Me encanta ir a museos y viajar tanto como puedo… y comer como un cerdo [risas].

¿Qué diría Franco, de 7 años, que acaba de recibir su primera cámara, mirándose a sí mismo ahora?

Oh wow, decía: “¡No puedo esperar a lo que sigue!”. Y le diría ahora que siguiera adelante. Pensar en grande y verte
ganando un Oscar, un Emmy, todo. Lo he hecho, pero aún no he terminado. Todavía hay mucho más por hacer.
Mencionaste que te encanta pintar. Una vez hice una meditación de pintura donde reconocimos los colores como
sentimientos. ¿Qué color usarías para describir tus sentimientos acerca de trabajar con BELLA en este proyecto?
Bueno, me encanta el color. El blanco es un color muy poderoso; el azul de Yves Klein también es un color poderoso.
Pero me viene a la mente algo sobre el rosa. El rosa está siempre creciendo; es crecimiento para siempre. Uso rosa
brillante como acento en todo mi trabajo. Es mi color característico. Me limito cuando hablo de rosa, significa algo.
Mantener la mente limpia es muy importante para el flujo creativo. ¿Cómo incorporas el bienestar a tu vida?
Soy energía curativa, hago mucho yoga caliente y meditación para poder reponer mi energía; como lo más saludable
que puedo y busco nutrir mi yo superior con rituales chamánicos y prácticas rituales profundas. Enciendo muchas
velas, quemo incienso y estoy profundamente conectado con mis antepasados. Ser sagrado es parte de mi camino y
es intrincado en mi propósito.

¿Qué significa para ti “Life Is BELLA”?

Ese es mi espíritu. La vida es BELLA. Veo a BELLA en todo. Necesitamos más BELLA en la vida de todos. Es inspiración, amor, gratitud. Vivir con propósito es BELLA.

 

¡VIVE TU VIDA MÁS BELLA!

BELLA Latina Magazine es una publicación de estilo de vida basada en suscripción y quiosco nacional que ofrece una guía seleccionada de moda, belleza, salud, filantropía, arte y cultura, cocina, celebridades y entretenimiento.

¡En BELLA, destacamos el ideal de que la vida es HERMOSA!

¡No pierdas el ritmo! ¡Suscríbete + sigue a @bellalatinamag!

Written By
More from Amanda Ringel

BELLA Boss Katie Belle

1. Full name  Katie Belle 2. Location Atlanta, GA 3. Name of...
Read More