Salud mental y emocional en cuarentena

Imagen de Priscilla Du Preez @priscilladupreez 

La cuarentena que vivimos todos debido al Corona Virus, es algo que estamos todos experimentando por vez primera, excepto algunos de nuestros abuelos y tatarabuelos que probablemente han pasado algo similar. Esto nos tomó a todos por sorpresa…

Estar encerrados, de forma imperativa y obligatoria, por cuidado propio y ajeno puede ser duro emocional y psicológicamente para muchos. Esto nos va a afectar a todos en un punto; sea al principio, a la mitad o al final.

Por ello, porque soy embajadora y vocera de este tema, preocupada por cambios que he ido notando a mi alrededor y en redes sociales quise que una experta hablara del tema. La Psicóloga Liliana Castiglione, en una profunda pero sencilla entrevista nos desvela lo que debemos hacer, no hacer, observar y tomar acción. Nos necesitamos todos bien y en Bella Latina Mag estamos todos enfocados en el bienestar de nuestros lectores.

Durante una cuarentena ¿Qué picos emocionales son normales que sucedan? 

El pasar días, semanas e incluso meses en cuarentena, donde las actividades al aire libre se suprimen, los recursos económicos se agotan y se restringe el contacto social puede generar una marejada de emociones como el miedo, la rabia o ira, depresión, sentimientos de impotencia, incertidumbre, depresión, desesperanza y, todo esto es normal, pero, si estas emociones atrapan o asfixian y pierden su temporalidad  se transforman en estados emocionales que pueden generar  a su vez no solo malestar, desequilibrio emocional, sino una baja del sistema de defensas lo cual es totalmente contraproducente en especial en estos momentos.

 

¿Cómo manejar responsablemente las emociones bajo esta situación?

El primer paso es reconocer y entender nuestras emociones. Evadirlas, disfrazarlas, no nos hace capaces de manejarlas. Ahora bien ¿es suficiente reconocer las nuestras? , pues no, somos seres sociales y eso nos lleva a la necesidad de desarrollar empatía que permita reconocer y entender las emociones de los demás.

Todos pasamos por situaciones donde las emociones nos invaden y puede que por ellas hagamos cosas que no haríamos en situación de calma, desde allí una persona puede ofender, ser despectiva, indiferente y, en la medida que podamos reconocerlo y entenderlo podemos no solo apoyar al otro sino entender que su conducta no tiene que ver con nosotros sino con lo que le pasa; en este punto es fundamental evitar tomarse lo que otro hace como algo personal  y entender que tiene que ver con su manejo emocional más que con nosotros, cada quien da lo que tiene.

Identificar las emociones desde la gentileza de la comprensión es el camino para poder superarlas, replanteando los pensamientos que las originan. Muchas de esas emociones son producto de pensamientos aterradores sobre situaciones que no van a ocurrir, por ello, el cuestionar su validez y trabajar en sustituirlos por pensamientos positivos y alentadores es el camino que recomiendo.

 

Las personas diagnosticadas con depresión ¿Qué dinámicas o protocolos deben seguir para mantener su salud mental?

Si ya están diagnosticadas probablemente estén en un protocolo de terapia y en función de su nivel puede que estén tomando medicamentos; este protocolo debe mantenerse por supuesto; y claro, la situación puede ser un agravante pero los familiares o quienes convivan con la persona depresiva, pueden colaborar en el establecimiento de actividades que alejen a la persona de la focalización en la pandemia. Esto aplica para todo tipo de diagnósticos sobre salud mental como alta sensibilidad, trastornos de ansiedad, etc.

Imagen de Nathan McDine @nathanmcdine

¿Cómo podemos identificar que estamos teniendo un episodio psicótico en medio de esta situación? ¿Qué hacer?

Los trastornos psicóticos son trastornos mentales que se vinculan con  ideas y percepciones irreales. En estos casos se pierde el  contacto con la realidad, y aparecen delirios y alucinaciones. El tratamiento depende de la causa de la psicosis, pudiendo incluir fármacos para el control de los síntomas y psicoterapia. La hospitalización es una opción en los casos donde la persona represente un peligro para si misma o para los demás; ahora bien, es poco probable que una persona en cuarentena pueda desarrollarlos a no ser que tuviera condiciones previas.

¿Cómo les podemos explicar a los niños lo que está sucediendo? ¿Les debemos decir la verdad? ¿Es prudente jugar con ellos al estilo La vita e bella?

Ocultarle información a lo niños no es lo más adecuado, ellos son unas esponjas y pueden percibir que algo sucede y distorsionarlo con su gran capacidad de imaginación; además, el impacto de las redes sociales hace que la información vuele. Es por ello que la recomendación es conversar con ellos con un lenguaje acorde a su edad, donde se les explique la existencia del virus pero haciendo énfasis en el combate del mismo, en cómo se va a superar sin alarmarlos y que así puedan entender lo adecuado de permanecer en casa. Esta cuarentena además es una oportunidad de compartir con ellos, transmitir valores, todo dentro de una rutina que incluya tanto actividades lúdicas como de enseñanza.

A la par de mantenernos ocupados ¿Qué actividades son particularmente recomendables en esta situación y cuáles no son recomendables?

Es un tiempo valioso para estrechar lazos con nuestros afectos, compartir actividades lúdicas, ver películas o series interesantes y/o divertidas, realizar eso que no pudimos hacer por falta de tiempo como reparar ese grifo o desarrollar esa idea o proyecto soñado

Ayudar a otras personas, dar palabras de aliento, de afecto, siempre será sanador.

Mantenerse en casa es prioritario, mientras más acatemos la medida más rápido saldremos.

Lo no recomendable es estar en actitud agresiva, ser intolerante y discutir con quienes nos rodean (los demás no son responsables de lo que sucede); saturarse de información en especial cuando esta no es constructiva y peor aún difundirla; no acatar las medidas preventivas; entregarse al ocio y al abandono, creer que es el fin de nuestra vida o realidad.

¿Cuáles son los efectos que durante un encierro de tantos días podremos ir notando en la gente?

Obviamente los efectos dependen de cada quien, de la forma en que enfrente la situación, de los pensamientos y sentimientos que maneje, del entendimiento de lo que sucede y de la aceptación, porque muchas veces la realidad es lo que es y no lo que deseamos que sea.

El tema emocional, es uno de los procesos más notorios como lo comentaba antes, aunado a la preocupación y angustia por contar o no con los recursos económicos para enfrentar este aislamiento, en especial en las personas autónomas cuyos ingresos no dependen de un sueldo sino de su trabajo.

Otro factor es la convivencia con las personas del hogar, porque lo frecuente no suele ser pasar 24/7 con ellos, sino ciertas horas y fines de semana, por lo que un manejo adecuado de la situación puede unir más a las personas o puede o generar discusiones y separaciones por problemas no resueltos que se venían arrastrando; o, por un manejo inadecuado de las emociones asociadas.

En este punto hay que prestar atención especial al miedo, esta emoción, si no se maneja adecuadamente puede ser la mayor pandemia.

 

Las redes sociales son una realidad que nos acompaña en nuestro diario vivir. Herramienta más que necesaria para mantenernos informados sobre el corona virus. A medida que pase el tiempo, la gente estará más agresiva, punzante y virulenta ¿Qué nos recomiendas hacer o cómo reaccionar ante esto?

Dosificar el uso de las mismas, por una parte evita el saturarse de información y filtrar la información fidedigna de la que no lo es para no entrar en desasosiego y en pánico. Debemos tener presente que hay personas que rebotan todo lo que les llega sin validar su certeza, o que les gusta el morbo y comparten mensajes desagradables…hay que pasar de esto.

Entender también que cada persona es un mundo y maneja sus emociones de manera distinta, de modo que no tiene sentido engancharse en mensajes destructivos, es más sano no tomarse nada personal e incluso sentir entendimiento y compasión (no lástima) por quienes nos rodean.

 

¿Recomiendas evitar temas o tópicos a tratar?

Resumo mi respuesta en un mensaje: adelante lo que sume y desechar lo que resta. Mensajes sobre valores, actitud positiva y resiliencia deberían ser los temas protagónicos.

 

Las personas, hombres o mujeres, que estén en esta difícil situación y estén encerradas con su maltratador (a) ¿Qué pueden hacer?

Esta es una situación muy delicada ya que las estadísticas indican que se producen mayores agresiones cuando el lapso de convivencia aumenta. Y en momentos como este, de aislamiento o cuarentena, el agresor puede tener menor capacidad de controlarse y por ende ser más violento.

Entre las recomendaciones pudiera mencionar evitar dentro de lo posible el permanecer solo con el agresor en caso que hayan otros integrantes de la familia, evitar con inteligencia que ocurran conflictos o discusiones; tener a la mano un teléfono para usarlo de ser necesario para llamar a la policía o estar cerca de la puerta de salida para alertar a otras personas como vecinos

 

Una vez termine la cuarentena y sea restablecida la cotidianidad ¿Qué protocolo o dinámica debemos seguir para no tener una incorporación brusca o abrupta a la normalidad?

Agradecer que terminó es lo primero, desde la certeza que llegó el momento de reiniciar con fuerza y optimismo; manejarse con pensamientos esperanzadores orientados a la recuperación de la normalidad, del trabajo, de la obtención de ingresos económicos, del disfrute del contacto social… Para ello nada mejor que la profilaxis proveniente del manejo adecuado de la cuarentena, del desarrollo de la inteligencia emocional que mantenga el foco que no solo la situación pasa sino que podemos recomenzar nuestra vida como mejores seres humanos, más conscientes de lo que es más importante en la vida, de los afectos, de la belleza del amanecer o de una puesta de sol, de nuestra responsabilidad como conservadores del planeta y que todos somos parte y responsables.

Acepta que pasó, que si bien es probable que podamos sentir miedo de ser contagiados, del contacto social, esto será producto de la experiencia que hemos vivido pero que pasará, y, de ser necesario busca ayuda o apoyo en familiares, amigos o en un terapeuta.

 

Herramientas psicológicas ante el coronavirus:

 

  • Concientiza y revisa tus pensamientos, ¿tienes evidencia? ¿Son racionales o irracionales? Muchos de nuestros temores no ocurren pero atormentan.
  • Ocúpate de tu salud: el ocio no es un buen aliado, ocupa tu mente y tu tiempo con actividades constructivas como ordenar la casa, trabajar en esa idea que no haz podido por falta de tiempo, conversa con la gente que amas, escucha música, lee libros, ve programas o series, en especial esos que te saquen sonrisas.
  • Aseo personal: más allá de la importancia de lavarse las manos, recuerda asearte a diario, peinarte, verte bien aunque estés en casa.
  • Reconoce tus emociones, es normal sentirlas, pero no permitas quedarte enganchado o atrapado en ellas.
  • Confía en tu capacidad de resiliencia: tienes la capacidad de enfrenta situaciones adversas y superarlas, ya lo haz hecho en el pasado y lo volverás a hacer si te comprometes en eso.
  • Ayuda a otras personas: dentro de lo que puedas cumple con tu razón de ser en esta vida, nada más sanador que ayudar a otros.
  • Evita saturarte de información, estar todo el día revisando redes sociales puede estresarte y confundirte, ten presente que hay muchas fake news. Es bueno informarse pero básate en fuentes creíbles.
  • Revisa lo que dices y/o publicas respondiendo a la pregunta, ¿con esto estoy sumando o contribuyendo con los demás?

 

Contacta a la Psicóloga Liliana Castiglione para consultas online a través de su portal:

www.psiqueyalma.com

E-mail: tupsiqueyalma@gmail.com

En Twitter @LilianaCasti

En Instagram @Liliana_Castiglione

Tags from the story
,
More from Jennifer Barreto-Leyva

La vida en el cielo se reanuda

El grupo LATAM Airlines, grupo líder de aerolíneas en Latinoamérica ha anunciado...
Read More

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.